.

.

.

.

21 enero 2009

QUIERES QUE TE CUENTE UN CUENTO?



Hace muchos, muchos años casi en los tiempos de Mari Castaña, yo también fui una niña, jijiji

En esos tiempos era de lo más normal que nuestros mayores nos contasen cuentos de miedo y nos asustasen para que nos comiéramos toda la comida, para que fuéramos obedientes.. y bla, bla, bla,.
Habrá niños a quienes los cuentos de miedo y asustarles no les afecte pero a otros… ya lo creo que les afecta y mucho.

Hoy os traigo un cuento que nos contaban mi tia y mi madre cuando mi hermano y yo éramos pequeños… os preguntaís que si teníamos miedo??
Miedo no…Pánico!!

Pero como en el fondo el miedo gusta disfrutábamos del momento cuento, luego irse a dormir era otra cosa.

EL CUENTO DE LAS “ASAURAS”

Se cuenta que hace muchos años, en los tiempos del hambre, había una viuda en un pueblo que tenía una hija. Tenían mucha, mucha hambre pero no había ni trabajo ni dinero y una noche la mujer sin poder aguantar más le dijo a su hija que salía a buscar algo de comida, pero la pobre mujer no fue a la carnicería ni a la panadería, se fue derecha al cementerio y allí robo las vísceras a un cadáver.

La mujer no le dijo nada de esto a su hija y se puso a hacer la cena y las dos muy contentas y satisfechas con el estomago lleno se fueron a dormir, ya que era su primera comida desde hacía más de una semana.
Se durmieron profundamente. Al dar las campanadas de la media noche, se oyó una voz de ultratumba:

- “Maria, devuélveme las asauras que me robaste de mi sepultura”.

La niña muy asustada dijo:

- “¡ Ay!, madrecita mia, mia ¿quién será?”

La madre con voz temblorosa le contesta:

- “Callaté hijita mia, mia, que ya se irá.

Pero se oye, otra vez la voz de ultratumbra:

-“¡ Que no me vooooooyyyyy, que entrando por la puerta estoy!

“¡ Ay madrecita mia, mia, ¿ quién será?

-“Calleté hijita mia, mia que ya se irá”.

-“Que no me voooyyyyy, que andando por el pasillo estoy”.

-“¡ Ay madrecita mia, mia, ¿quién será?”.

-“Callaté hijita mia, mia que ya se irá”.

-“Que no me voooyyyyyyyy, que subiendo las escaleras estoy”.

Asi se va calentando el ambiente y la voz de ultratumbra cada vez más fuerte va haciendo que quienes escuchan el cuento (niños supuestamente) estén tiesos, tiesos, sin atrever a mover ni un dedo, y seguimos…..

La niña cada vez más asustada, casi llorando y susurrando dice:

-“¡Ay! Madrecita mia, mia ¿quién será?

La madre muy, muy inquieta y angustiada, contesta:

-“Callaté hijita mia, mia que ya se irá”:

La voz de ultratumba con un gran grito pero fuerte, fuerte ¡!! Responde:



-“Que no me vooooooyyyyyy……¡¡¡¡¡ Que agarrándote de los pelos estoy!!!!!




Es en ese momento es cuando quien cuenta el cuento se acerca a los niños y les coge del pelo (sin hacer daño naturalmente), y menudo susto se pegan los críos, susto y un buen grito, los demás como os imagináis se parten de risa.
Si cuentas bien esto…le puedes pegar el susto a un adulto también… te lo digo yo!!! Jajaja

42 comentarios:

  1. ¡¡No me acordaba de esta historia hasta que la he leido aquí!!. Me debió de asustar mucho porque mi subconsciente la habia olvidado, jajajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. estan buenos esos cuentos para las noches en el campo, a luz de una fogata =)
    ... pobres niños el susto q se pegan...

    tanto tiempo agua, espero pasar mas seguido en estos meses =) SUERT!

    ResponderEliminar
  3. GATADEANGORA

    Te la contaban a ti también?

    Yo la escuchaba una y otra vez y siempre me pegaba el susto, la verdad mi tía y mi madre se tomaban muy en serio poner esa voz de ultratumba jajaja

    Recuerdos y más recuerdos.

    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  4. FRANCO

    Qué alegría verte como estas?
    Me ha encantado encontrarte en este lugar.

    Mira a mi me la contaban en casa y mi hermano y yo nos acurrucábamos muertos de miedo, si esto me lo cuentan en un campamento en la noche a la luz del fuego como dices....yo me muero!! jajaja.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Jaja, este cuento también me lo contaba a mí me abuela. Que recuerdos!!!, además éste mismo, se lo contaba yo a mis hijos. Pienso que ellos no se asustaban tanto, como me asustaba yo.
    Tienes razón, el cuento es todo el ambiente que se va creando de cuando te van diciendo que está más cerca, jeje.
    Me has hecho pasar un buen rato y recuerdos muy bonitos.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. ya me gustaria a mi que todavia me regañaran y me tiraran del pelo ,la pobre de mi madre me daba con una buena vara.
    Un beso
    Juan en moto

    ResponderEliminar
  7. Me has traido grandes recuerdos de cuando mi mami, nos lo contaba a mis hermanos y a mi. Ya no me acordaba, hace tantos años. A las 00:13h. de la noche me has llevado al lado de mi madre, lo pasabamos en grande con sus historias. ¡Muchas gracias hadita, te quiero!

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno el cuento para una fogata y pegarles el susto de su vida.jajajajaja.
    Bueno, antes nuestras mamás nos contaban cada cosa, por el hecho de que nos comiéramos toda la comida, pñuchas que éramos mañosos.

    Un besito Aguabella.

    ResponderEliminar
  9. claro que puedes pegarle un buen susto a un adulto...........
    estoy sola y es la una de la madrugada!!!!!!!!!!!!!

    buen relato, querida amiga
    un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hola caracoles, que blog tan hermoso tienes y hoy en la noche me sentaré a leerlo con detenimiento y tomé una foto de Jesus, y tu mensaje y ya mismo la copio en tu blog.
    Besos amigo, gracias por hacer este blog tan hermoso.

    Carolina

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado el cuento y si te digo la verdad tenía miedo al ir leyedo perome acordaba que o es el primer cuento que me asusta y el final esgracioo con el tirón de pelos.abrazos
    Marina Pastor

    ResponderEliminar
  12. Ese cuento lo pondré en practica la proxima vez que nos vayamos de acampada jajajaja.
    Ha sido muy bueno imaginarlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Me gusta mucho tu blog y me he quedado contigo nos vemos pronto.

    ResponderEliminar
  14. No conocía este cuento, con estas historias que te contaban no me extraña que te guste todo lo misterioso.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  15. Que bonito! me ha gustado mucho
    se lo contaré a mis hijos!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  16. JUAN CARACOLES

    No tener a nuestros padres aunque sea para regañarños es lo mas triste verdad?

    Mira yo tengo a mi madre y te puedo decir que me sigue riñendo... las madres siempre nos siguen viendo como niños por muchos años que cumplamos.

    un beso

    ResponderEliminar
  17. MARIA JESUS

    Pues me alegro que hayas tenido buenos recuerdos.
    Curiosamente cuanto mayores somos más recordamos cosas de la infancia, yo ahora tengo en mi mente muchisimas cosas que antes ni las recordoba, espero que esto no sea una mala señal!!!

    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  18. ANTONIO

    Antes tenian la mania de asustar a los niños con cualquier motivo, hoy la cosa es distinta, recuerdo un sacerdote que nos daba religion en el colegio que me traia martin con la amenaza del demonio!!! veia a ese ser rojo y con el tenedor por todos lados uffff!!

    Que cosas!
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. ADRISOL

    jajaja... este cuento hay que escucharlo en boca de alguien que le ponga énfasis y una buena voz de ultratumba, no sabes qué bien se les daba a mi madre y a mi tia...se metían en el papel !!

    No tengas miedo...
    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  20. CAROLINA

    Garacias guapa y muy bienvenida.

    Me parece bien que te lleves la imagen con mis palabritas, es para compartir.

    Un beso

    ResponderEliminar
  21. MARINA-EMER

    Te ha gustado?
    Pues es una alegría para mí que mis recuerdos sean de vuestro agrado, es cierto es un cuento con principo de miedo y final de risas.

    Ponle una voz tétrica y cuentalo.

    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  22. TOÑI

    No dejes de hacerlo y si te pones en situación tienes asegurado el susto jajaja

    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  23. ALMA-EN-VIVO

    Bienvenid@ me alegro mucho que te guste mi blog, ya sabes aqui tienes tu casa para cuando quieras perderte en estos mundos mágicos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  24. CAPERUCITA

    De pequeña me aterraba todo...con estas historias cualquiera!!!

    Luego ya le tomé gusto a los misterios y no he parado!!!

    Cuando tenía 8 o 9 años fuí a una especie de campamento, agárrate.... en una especie de castillo al que llamaban LA MANSION DE DRACULA, está por San Rafael(Segovia), aquí sí que pase miedo, pero miedo...miedo!!!!

    Y claro, o te aficionas a los misterios o mueres de pánico.

    Un beso nena

    ResponderEliminar
  25. MAYELA BAU

    Si tus hijos no son miedosos adelante pero si lo son cuidado!!

    No les tires muy fuerte del pelo eh!!!

    Me alegro que te haya gustado.

    Un beso

    ResponderEliminar
  26. Ja, ja, ja. ¡Que historia más genial! Me imaginé de niño asustado por ese cuento y con una carita de pánico como diciendo tierra trágame. Adoro tus cuentos. Je, je, je. Pasar un poquillo de sano miedo es divertido. Compartimos eso. Un beso enorme, amiga. Hasta pronto y que te vaya bonito.

    ResponderEliminar
  27. Menudo día llevo, he tenido que formatear los dos ordenadores, no tengo fuerzas para comentar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  28. Justo para mi!!! leo esto a estas horas y como no voy a tener miedo!
    Esto no se hace que soy noctambula.

    ResponderEliminar
  29. Me lo contaron, ya lo creo que me lo contaron. Vivíamos en una casa muy grande y mi madre necesitaba ayuda. La persona que teníamos y que supuéstamente nos cuidaba a mis hermanos y a mi, nos contaba esa historia cuando mis padres salían. Luego no podía dormir del miedo que tenía. Era una crueldad. No recuerdo mi edad, pero era muy pequeña. Me ha dado yuyu recordarla, madrebella. Cuando eres niño las cosas se quedan grabadas. A mis hijas jamás las he asustado, quiza por eso, porque conmigo se pasaron. Fíjate, ahora en cambio me encanta el misterio.

    Un beso para ti.

    ResponderEliminar
  30. No se yo si contárselo a mis niños.... Iria creo que metería la cabeza debajo de la sábana y no la sacaría en toda la noche. Ja, ja, ja!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  31. ALATRISTE

    Si,si, divertido !!
    Ahora que somos adultos, pero no veas cómo me dejaban el cuerpo cuando me contaban este cuento de pequeña...he sido muy miedosa porque estas historias y otras parecidas antes nos las contaban para que fuéramos obedientes, al final me aficione y el "misterio y lo llamado desconocido" es mi pasión.

    Un besito Capitán

    ResponderEliminar
  32. CABALLERO ZP

    De nuevo?
    Esto me huele mal...muy mal..sabotaje informático!!!

    Pero no tienes problemas los ordenadores no se te resisten!!

    Besos

    ResponderEliminar
  33. PERE

    jajaja la próxima vez que escriba algo de miedo pongo al lado una campanita para avisar!!!

    El otro día yo tampoco pude dormir, me acosté a las 5,30 de la mañana y me levante dos horas más tarde fue terrible, estaba agotada y no podía quedarme dormida.

    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  34. AIRBLUE

    Mira que tenía mala idea la persona que os cuidaba, esperaba que estuvierais solos para contaros esta historia.
    Yo tampoco he asustado nunca a mis hijas ni ahora lo hago con mis nietos.
    Antes te decían eso de : Que viene la bruja que viene el demonio etc.etc. tenías el miedo dentro del cuerpo.
    Que miedo pasaba Air !!!!

    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  35. VALQUIRIA

    No se lo cuentes, son muy pequeños para pegarles este susto.

    Sabes lo que me hacia mi tía Paz?
    Yo era muy pequeña y lo recuerdo, me enseñaba lonchas de mortadela o algo parecido y me decía que había hecho rodajitas a mi hermano!!!
    Todo esto para que comiera porque de pequeña no comía nada, quien lo diría verdad???? jajaja

    Besosss

    ResponderEliminar
  36. AGUABELLA: Jajaaaa la verdad no se de donde has sacado este cuento,yo es la primera vez que lo escucho.Pero es un poco asquerosito joe solo de imaginar que se comieron las vísceras la madre y la hija se me revuelve las mias jajaaa menos mal que los cuentos cuentos son y ya somos lo suficiente adultos para no creernoslo nooo jajaaaa.
    Besazo fuerte

    ResponderEliminar
  37. ANGEL Y EMY

    Me preguntas de donde lo he sacado?
    Pues te digo que es más antiguo que hacer "pipi".
    Si miras otros comentarios te darás cuenta que algunas personas lo conocen porque también se lo contaban.

    Hoy todo ha cambiado y a los niños ya no se les suele asustar pero hace algunos años esto era de lo más normal y cuentos como este quedan para la historia.
    No todo es La Bella durmiente, también había otro tipo de historias!!!

    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  38. Feliz fin de semana. Sólo tu agua calma mi sed, amiga. Eres imprescindible para mí, por tu facultad para regalarme la palabra precisa. Te quiero un montón, muchacha. Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  39. Aguabella, cuando puedas pasa por mi blog que he dejado una cosita para ti.
    Un besito

    ResponderEliminar
  40. Aguabella te apuntaría encantada a al plataforma pero por favor para que sea la ips diferente porque sino quizás no cuente metete si no es molestia en el confesionario de kiko hay podrás copiar y pegarla y apuntar tu nombre en la plataforma... por favor.... me harías un favor enorme solo porque no coincidan las ips....


    http://gente5.telecinco.es/blogs/elconfesionariodekiko/2009/01/23/ivan-madrazo-gana-gh-10-asin-de-claro-y-punto-pelota/?cp=all


    Miles de gracias de verdad....Quien quiera apuntarse a la plataforma del confesionario de kiko para que no los cierren aunque sea por una labor solidaria con los que estamos alli por favor .... apuntaros... gracias...

    ResponderEliminar
  41. ¡Jolín! Si te hubiera leido por la noche, seguro que no hubiera dormido... jajaja... Los viernes por la noche, de hace años, ponian en la Tele una serie de películas de terror en sesión continua y a mi me encantaba quedarme a verlas, incluso llegaba a quedarme dormida... pero ahora... no me gustan tanto... quizás es que después de lo visto ya no creo que sean cuentos. Nunca había escuchado tu cuento pero me ha gustado. Gracias! Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  42. ¡¡Menudo susto!! No conocía la historia, pero aún así, no puedo contársela a mis hijas. La mayor ya de por si es muy miedica, se "mearía" del susto, jajaja

    Mi madre siempre me decía "anda niña, cómete la asaura que está riquísima", y sí, aún hoy en día me encanta la casquería!!

    Un besito guapa

    ResponderEliminar

mis amaneceres

Los Angeles nos hablan solo hay que escuchar

Angeles
pincha en la palabra ángeles y llegaras hasta sus mensajes