.

.

.

.

17 septiembre 2008

EL MAL CARACTER



Muchas veces hacemos daño a quienes tenemos cerca y pedimos perdón, luego pasado un tiempo volvemos a hacer daño y así el pedir perdón es como algo familiar, algo que se utiliza demasiado a menudo, no sería mejor no hacer nada que duela para no tener que pedir perdón tantas veces?
Cuando las heridas son profundas….dejan cicatrices en el alma.

Mirar lo que cuenta esta historia-reflexión:

Esta es la historia de un muchachito que tenía muy mal carácter. Su padre le dio una bolsa de clavos y le dijo que cada vez que perdiera la paciencia, debería clavar un clavo detrás de la puerta. El primer día, el muchacho clavo 37 clavos detrás de la puerta. Las semanas que siguieron, a medida que él aprendía a controlar su genio, clavaba cada vez menos clavos detrás de la puerta. Descubrió que era más fácil controlar su genio que clavar clavos detrás de la puerta.

Llegó el día en que pudo controlar su carácter durante todo el día. Después de informar a su padre, éste le sugirió que retirara un clavo cada día que lograra controlar su carácter. Los días pasaron y el joven pudo anunciar a su padre que no quedaban más clavos para retirar de la puerta.

Su padre lo tomo de la mano y lo llevo hasta la puerta. Le dijo:

—Has trabajado duro, hijo mío, pero mira todos esos hoyos en la puerta. Nunca más será la misma. Cada vez que tú pierdes la paciencia, dejas cicatrices exactamente como las que aquí ves.

Tú puedes insultar a alguien y retirar lo dicho, pero del modo como se lo digas lo devastara, y la cicatriz perdurara para siempre. Una ofensa verbal es tan dañina como una ofensa física.

Autor: Desconocido


25 comentarios:

  1. Mi querida Agua...bella!!! que ciertas son las palabras de ese padre a su hijo, los humanos pienso que cuando tenemos mal humor no nos importa el que tenemos al lado, hablamos hiriendo a sabiendas.
    Puedes pedir o perdonar mil veces, si, esas heridas cicatrizan, pero la cicatriz perdura toda la vida,aunque digas vale ya pasó.
    Besitos calidos.
    LEZ

    ResponderEliminar
  2. LEZNARI

    que dolor se siente verdad?
    pedimos perdon una y otra vez, pero no ponemos remedio, cuando menos lo esperamos...otra vez!
    Perdonar no es dificil, pero curar las heridas que quedan, eso es otra cosa ¿como se curan las cicatrices del alma? del corazón?

    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  3. Esto es en lo que nos están educando, y como podemos ver parece ser lo que le gusta a la mayoría.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. CABALLERO ZP
    Estas en casa?

    No sé, pienso que uno lleva dentro parte de maldad y parte de bondad, aunque la educación que se reciba es fundamental, hay que intentar no hacer daño a los demas, de lo que dás recibes.

    Has visto el correoque te he enviado?

    Besos

    ResponderEliminar
  5. No te puedes hacer a la idea de lo que me ha gustado esta entrada.
    Como siempre digo y diré "perdón" es una palabra gratuita y para mí carece de todo valor. Una vez que has hecho el mal tienes que acarrear con las consecuencias, no vale lamentarse despues, el daño ya está hecho.
    Son mucho@s los que tienen que aprender esto.
    Pensé en hacer una entrada hablando de este tema pero ya sabes la falta de tiempo.....
    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Que razón tiene el texto. Cada día por desgracia ocurre esto. Estoy de acuerdo que el daño psiquico a veces o en la mayoria de las veces es más doloroso que el físico.
    Con el perdón, no se soluciona el dolor, más vale pensar antes las cosas y controlarnos más.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. VALQUIRIA

    Me alegro que te haya gustado, es totalmente cierto que el perdon, una vez vale, pero muchos perdones me parece que sobran, hay que poner remedio.

    yo perdono, pero quien me cura el dolor?
    No hagas daño y así no tendran que perdonarte y menos tantas veces.

    Recuerdo una frase que decia algo asi:
    "Amor" es no tener decir nunca lo "siento",

    Ya sé que si no has puesto una entrada con este tema es por tu tabajo, demasiado tienes.

    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  8. PAQUI

    algunas personas estan continuamente pidiendo perdon, claro que continuamente estan haciendo algo que daña.

    No me gusta esto, porque se han acostumbrado a pedir el perdon y es una moneda falsa.

    No lastimes y no pidas tanto perdon.

    Un bso guapa

    ResponderEliminar
  9. Hola Amiga, mucho tiempo sin visitarte, pero seguimos por aqui.
    Que ciertas son esas palabras y gran mensaje del padre para un hijo.
    Lo mas importante creo es el como decirle las cosas a los demas.
    Gracias por siempre visitarme aunque lleve tiempo sin escribir.
    Mucha Salud.

    ResponderEliminar
  10. Cuando no se pide perdon de verdad suele pasar que se vuelve a herir.Estoy de acuerdo contigo,mejor no ofender que pedir tantas veces un perdon que no se siente.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Hola Aguabella,
    te espera un desafío en mi blog por si quieres hacerlo...
    Un besito!

    ResponderEliminar
  12. EL CACIQUE

    Se te extraña mucho, espero que todo este bien y pronto vuelvas por el blog.

    Se pueden decir las cosas de forma que no dañen verdad?

    Seguire visitandote.

    Un beso

    ResponderEliminar
  13. GATITA

    una termina cansandose de tanto perdon verdad?

    Y quien te cura las heridas?
    donde escondemos las cicatrices que nos dejan?


    Un besito preciosa

    ResponderEliminar
  14. CARLOS ALBERTO

    No me asustes!!!!
    un desafio?

    Bueno pues voy para tu casa y si me siento capaz lo pondre en marcha.

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. En unos días tengo ordenador nuevo, un mac, y vuelvo a la normalidad.

    ¿ Te has dado cuenta que siempre que se dice que alguien tiene carácter a lo que realmente se refieren es a que tiene MAL carácter ?

    ResponderEliminar
  16. CACO

    Cuanto me alegro de tu visita!!!!

    Vas a estrenar ordenador, eso esta bien.
    Y tú como estas?

    Me he dado cuenta, ya lo creo, cuando te dicen eso del caracter ya sabes lo que significa, mejor lejos que cerca.
    Como me ha gustado verte Caco.

    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Buen tema has colgado amiga, pero la palabra o dicho "perdón", en realidad no tiene validéz en la actualidad, se ha viciado. En todo caso es dificil, ya que todos caemos en esta trampa y creo que debemos tener más paciencia, prudencia y querernos más, de esa manera evitaríamos usar esa muletilla y herirnos en el alma.
    Besitos Aguabella.

    ResponderEliminar
  18. MARTIN

    Esto que dices es lo mismo que decimos algunos, la palabra"Perdon"
    se esta utilizando para dañar una y otra vez y luego justificar el daño, esa palabra que deja de tener validez una vez que la utilizas contínuamente.

    Un beso Martin

    ResponderEliminar
  19. La historia es tan gráfica que necesita pocas palabras.
    Es preciosa y una buena lección
    Un beso, mi niña
    Natacha.

    ResponderEliminar
  20. NATACHA

    Es verdad en esta reflexión no hace falta decir nada, todo esta dicho bien clarito.

    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  21. Estupenda reflexión Aguabella, y preciosa Parábola.
    Te mando un fuerte beso.

    ResponderEliminar
  22. ¡ Bellísimo, Aguabella !

    Espero que no se me olvide esta historia y acordarme de los clavos cada vez que me entre el genio. Es más, como el carácter se hereda, tengo algún que otro hijo a quién relatar esta historia.

    Y con final feliz...

    Un fuerte beso y grcias por lo que nos trasmites

    ResponderEliminar
  23. Una lección excelente, Cuando alguien te dice una mala palabra se te queda grabada en el corazón y nunca se puede olvidar. Cuando estemos malhumorados pensemos bien antes de hablar.Un beso

    ResponderEliminar
  24. Una sabia moraleja.
    Nos hemos acostumbrado demasiado a pedir perdón y lo que hay que hacer es evitar el daño.
    Cuídate.

    ResponderEliminar
  25. Una verdad absoluta...

    Aunque suene naif, cuando nos enseñaban en el colegio los Diez Mandamientos y en especial "No matarás" Además de la realidad de no matar a alguien, pensaba en cómo no se toma conciencia de la magnitud de las palabras y cómo a veces ellas, aniquilan aún más. Por momentos, ellas pueden llegar a asolar a cualquier ser humano.

    Besos!!
    Libélula

    ResponderEliminar

mis amaneceres

Los Angeles nos hablan solo hay que escuchar

Angeles
pincha en la palabra ángeles y llegaras hasta sus mensajes