.

.

.

.

29 abril 2008

Las Sirenas



Las sirenas son seres que han fascinado e intrigado al hombre desde hace miles de años. Han llegado hasta nuestros días tal y como se las describía en el pasado, con forma de hermosas mujeres de cintura hacia arriba, pero con escamas plateadas y cuerpo de pez de cintura hacia abajo. A menudo se las ha representado tumbadas sobre las rocas, con un espejo y un peine, desenredando sus largos cabellos durante horas. Se acicalan con esmero, de modo que siempre aparecen bellas, y sobre todo, muy seductoras. Sus cabellos largos suelen ser rubios o castaños, sus ojos verdes o azules, y sus dientes son pequeños y perfectos, de un color blanco inmaculado. Su cintura, caderas, hombros y pecho están siempre perfectamente proporcionados. Y aunque su hermosura es asombrosa, quienes las han visto las han considerado seres de belleza un poco fría, como de "fuera de éste mundo".
Los antiguos celtas creían que las sirenas podían adoptar forma humana en su totalidad, es decir, con piernas en vez de cola de pescado, con sólo desearlo. De ese modo, algunos relatos nos cuentan cómo estas criaturas aparecían de repente en aldeas y pueblos costeros en épocas de fiestas, para danzar y cantar mezcladas entre las gentes, sin que nadie supiese de dónde provenían. Eso era debido a su amor por la música, que las hacía sentirse irremediablemente atraídas por ella, para luego volver a desaparecer entre las aguas sin volver a ser vistas. Aunque a veces podía adivinarse su origen con solo mirar la parte baja de sus vestidos, que siempre estaban mojados. También han llegado hasta nosotros descripciones celtas que describen a sirenas de tamaño monstruoso, con enormes brazos y dedos, que provocaban tempestades y el hundimiento de los barcos.
Las sirenas de las que habla la mitología griega más antigua eran una extraña mezcla de mujer y de ave. Eran seres malvados, pues con sus dulces cantos y su nostálgica música atraían hacia sí a los hombres, para luego lanzarse sobre ellos y devorarlos. Se aficionaron a comer carne humana, y devoraban a los marineros después de atraerlos hasta las rocas. Sus voces eran tan seductoras y dulces que los hombres no podían resistirse a ellas, y al escucharlas, se lanzaban al agua para nadar con rapidez hacia la costa. Pero una vez allí, las sirenas se lanzaban sobre ellos y los devoraban, cubriendo con sus huesos toda la isla.
Durante mucho tiempo, fueron un peligro para la navegación. De hecho, uno de los mayores peligros a los que se enfrentaban los griegos cuando navegaban por el Mediterráneo con sus naves, era, precisamente, encontrarse con las sirenas en sus viajes. La literatura clásica contiene muchos ejemplos de ello, y nos habla de dos casos en los que los marineros lograron eludirlas. Un ejemplo lo encontramos en las aventuras de Ulises. Pudo librar a su tripulación de morir devorada por estas criaturas, haciendo tapones de cera con los que todos se taparon los oídos, de modo que no escucharon los cantos que éstas proferían para poder atraerlos, y él mandó que lo ataran al mástil principal para resistirse a lanzarse al agua.
no todos los relatos que han llegado hasta nosotros hablan de sirenas malvadas, que provocan el hundimiento de los barcos. Las historias que tienen como protagonistas sirenas buenas, nos llegan sobre todo de los países escandinavos, donde éstas criaturas, no son ni mucho menos seres malvados. Por eso, hay tradiciones que nos hablan de sirenas con grandes conocimientos en botánica, que utilizaron su sabiduría para ayudar a salvar la vida de muchas personas, principalmente de mujeres jóvenes, que morían en gran número como consecuencia de la tisis. En una ocasión enseñaron a hacer caldos de ortigas, y de artemisa para combatir esa dolencia, que durante muchos años, llevó a la tumba a cientos de doncellas. Además, algunas tenían también el don de la profecía, y las hay incluso que podían conceder deseos a quienes se los pidieran. Sin embargo, eso hizo también que los hombres capturasen sirenas en más de una ocasión, impulsados por el afán de hacerse con sus conocimientos y por la codicia de utilizar sus dones en su propio provecho. Y eso hizo que las sirenas que perdieron su libertad acabasen muriendo, no solo por estar alejadas del mar, sino también por causa de la melancolía, al verse cautivas y prisioneras, lejos de su hogar y de sus seres queridos.
Yo quiero seguir manteniendo la imagen de esa Sirena de gran belleza con voz prodigiosa y melena en contínuo movimiento por el viento y el agua, esa Sirena que conocimos en nuestros cuentos de Hadas.

17 comentarios:

  1. No hay cuento más triste que el de Anderson de la Sirenita. Disney lo recreó un poco. Pero en el otro, la pobre sirena muere x amor, y deja todo x amor.
    En la feria del Libro de Bs As me compré unos libros de hadas re lindos para seguir aprendiendo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué casualidad Aguabella! Hace apenas 2 días mi hija de 8 años preguntaba si existen las sirenas... Le dije que sí, al igual que las hadas, aunque no las veamos, hay que creer en ellas y si este mundo fuera menos cruel, seguramente seguiríamos viéndolas en el mar, sin tener que esconderse...
    Su respuesta fue: "pues que encierren a los malos!!!",
    jajajaja.

    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  3. ANA
    Es verdad, la Sirenita es una historia muy triste, si te dás cuenta casi todas las películas de este tipo hacen llorar, tendrían que hacer versiones más alegres.
    Los libros de Hadas son preciosos, hace unos días fué al Foro de Ciencias Ocultas pero no pude encontrar nada sobre ellas.
    un besito y gracias por el premio que me has dado.
    un besito

    ResponderEliminar
  4. Bien, aprovechando que tengo un ratito he venido corriendo a dejarte un mimito:
    http://parapequesynotanpeques.blogspot.com/2008/04/un-mimo-muy-especial.html

    Un besito

    ResponderEliminar
  5. FAIR LADY
    Las sirenas que todos tenemos en nuestra fantasia para nuestra desgracia no se parecen en nada a la realidad, (eso dicen los entendidos)pero yo que quieres que te diga, como se puede elegir me quedo con la imagen se siempre, la Sirena buena jaja

    Tiene razón la niña... que encierren a los malos, seguro que asi alguna volvería a salir.
    besitos

    ResponderEliminar
  6. agua bella en mi casita tenes una estrella de regalo ,pasa a buscarla
    besitos

    ResponderEliminar
  7. FAIR LADY
    Voy corriendo...
    estoy de un lado para el otro jajaj
    ya llego!!

    ResponderEliminar
  8. a mi me gusta la historia de las sirenas de la mitologia griega. ¿será porque fue la primera que conocí?
    ¿quien acaso no sucumbió alguna vez por una bella voz?

    ResponderEliminar
  9. hola aguabella, aunque casi ya no la visite
    siempre mantengo pendiente de sus escritos
    sabe que desde niña me he preguntado si las sirenas existen y aunque no se asi, en nuestra imaginación,en los dibujos animados,en los cuentos infantiles, en todo,y ahora cuando ya tenemos hijos seguimos con la tradiccion, la pregunta es, y seguirá siendo la misma, las sirenitas existen???

    ResponderEliminar
  10. aguabella el comentario de gorege es mio soloq ue estaba desde el blog de el

    ResponderEliminar
  11. LUCAS IGNACIO
    yo tambien me mantenco en la imagen de la Sirena preciosa, con la voz arrabatadora que hacia acercarse a todo el que la escuchaba, uno mantiene en su imaginación aquello que prefiere.
    muchas gracias por entrar a verme.
    un saludo

    ResponderEliminar
  12. ANGELICA
    no sabia quien era GOREGE, jaja
    me parecia extraño su comentario ya que no le reconocia...
    Es verdad que no te veia hace días, luego mas despacio paso a verte, ahora tengo que salir.
    Un besito guapa.

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. aguabella gracias por pasar a verme como siempre,estado muy ocupada,y enferma...ademas estoy trabajando
    en algo que quiero postear y quiero que me quede bien hecho el articulo.
    un abrazo de todo corazon...

    ResponderEliminar
  15. ANGELICA
    has estado enferma? espero que no sea serio y ya estes mejor lo de ocupada no me extraña, andamos todos con prisas y trabajos.
    esperaré tu proximo post, seguro que te queda genial como todos los que pones.
    un besito

    ResponderEliminar
  16. wuay me encanto esta pagina estoy escribiendo una historia y me has dado ideas eres genial
    ya hasta tengo varios capitulo wooooooo!!!!!!

    ResponderEliminar

mis amaneceres

Los Angeles nos hablan solo hay que escuchar

Angeles
pincha en la palabra ángeles y llegaras hasta sus mensajes