.

.

.

.

06 abril 2008

La Mano de Fátima

La Mano de Fátima (Khamsa) es un potentísimo talismán en forma de mano, vine del mundo árabe, y es utilizado para protegerse de la desgracia en general y del mal de ojo en particular.

Hace que se detenga en la palma de la mano las malas energías, protege de las enfermedades y atrae la buena suerte.
Sobre este talismán existe una leyenda y es la siguiente:

Fátima era la hija mayor de Mahoma el profeta, el fundador del Islam… Cuenta la leyenda que Fátima estaba en su casa preparando la cena para su marido Alí, cuando este llegó con su segunda mujer inesperadamente. Fátima se sorprendió tanto que, dejó caer la mano en una olla de aceite hirviendo (dicen que se sintió celosa). Como consecuencia quedó lisiada de por vida y su padre escogió el símbolo de su mano para inmortalizar aquel suceso. Cada uno de sus dedos representa los preceptos de la religión musulmana (fe, caridad, ayuno, oración, peregrinación),


Este amuleto protege contra las enfermedades, da protección a la casa, nos da salud y amor, aleja problemas y discusiones y atrae la buena suerte. Se puede ver tanto en la Puerta de la Justicia de la Alhambra (sobre el arco) o simplemente pintada en las fachadas de muchas casas del norte de África.

…Un día el Profeta tomo la mano de Fátima y dijo: “Quien la conoce, la conoce y quien no la conoce sepa que ella es Fátima, hija de Muhammad y ella es parte de mi, es mi corazón y mi alma de mi cuerpo, quien la moleste ciertamente que me habrá molestado y quien me molesta a mi ciertamente que habrá molestado a Dios”.


Se dice que este talismán no lo debe comprar uno mismo, sino que te lo deben regalar, de manera que pedir que os compren uno no es caro y te dá mucha protección.

Yo tengo la mano de Fátima porque me la regalarón hace mucho tiempo, puedes pedirle a alguien que te la regale no es muy cara y tiene mucho poder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

mis amaneceres

Los Angeles nos hablan solo hay que escuchar

Angeles
pincha en la palabra ángeles y llegaras hasta sus mensajes